Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Para quienes aman sentirse seguros dentro de casa, la puerta acorazada resulta una excelente alternativa puesto que los beneficios que ofrecen son muy diversos, son simplemente unos de los diseños de puertas más resistentes y seguros, sin embargo por pensar que son demasiado fuertes olvidamos que también debe hacérsele cierto tipo de mantenimiento, esto con el fin de mantenerlas funcionando correctamente y alargar la vida útil de esta por supuesto.
Ventajas de este tipo de puertas.
Es una puerta sumamente resistente a los golpes, esto debido a que a pesar de que su estructura externa es de madera, en su interior es de acero.
Las posibilidades de ser forzada por mecanismo como apalancamiento es muy difícil, el peso de esta puerta es elevado, otro aspecto que la convierte en la mejor alternativa en cuanto a puertas de seguridad se refiere.
Más allá de la tranquilidad por sentirte seguro, también te garantiza la conservación de una temperatura agradable dentro de casa, esto debido a su beneficio de aislamiento térmico, además por si fuera poco también brinda beneficios de insonorización, es decir, mantiene tu casa aislada de esos ruidos perturbadores y en general molestos.
Errores comunes que se cometen con estas puertas.
Debido a su resistencia a golpes, creemos que dar portazos a este tipo de puertas continuamente no generará ningún tipo de inconveniente.
No revisar periódicamente las bisagras, el elevado peso de estas puertas, aunado al mal cuidado puede llegar a doblar las bisagras.
Cuando se usa en el exterior de la casa, es decir, como puerta principal, se descuida por completo el cuidado de la madera que funciona como cuerpo base de esta, sí es una puerta resistente, pero con el paso del tiempo también se deteriora, por eso no debemos descuidar el mantenimiento y cuidado general de esta puerta.
Mantenimiento de la puerta.
Cuidado de las cerraduras.
Resistentes si, eternas no, así que ten en consideración los siguientes aspectos con las cerraduras de tus puertas acorazadas.
La lubricación es un factor esencial, las llaves suelen atascarse debido a la carencia de esto, para solventarlo simplemente adquiere un grafito en polvo con boquilla aplicador incorporado y vierte este en el cerrojo, para que haga efecto en toda la cerradura introduce la llave y muévela de un lado a otro y de adentro hacia afuera.
Los pomos y las manijas de las puertas también deben ser cuidados, estos también requerirán de un adecuado engrase, puedes incluso desmontarlas para hacer el mantenimiento más detallado. Para ello simplemente retira el embellecedor y los tornillos sujetadores.
El pestillo también presenta inconvenientes, en caso de que observes su mal funcionamiento aplícale un adecuado engrase.
Las bisagras, anteriormente se mencionaba que los portazos son muy comunes en este tipo de puertas, esto debido a que nos confiamos en su resistencia, las más perjudicadas son las bisagras que termina doblándose y aflojándose, en esos casos qué harás.
Lo principal es revisar periódicamente los tornillos que a sujetan, si están flojos solo bastará con ajustarlos.
Si por el contrario la bisagra se ha doblado, en primer lugar desmontaras, retira cada uno de los tornillos y la clavija interior, pide ayuda puesto que necesitará quien te ayude a sostener la puerta, coloca la bisagra doblada sobre una superficie dura y aplica pequeños golpes con un martillo hasta que observe que esté derecha.
Finalmente vuelve a montar la puerta, si los tornillos están muy desgastados, cámbialos por uno nuevos, procura que sean más largos y anchos para un mejor ajuste, así evitarás sonidos molestos y roce de la puerta con el suelo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies